lo táctil

3 \03\UTC mayo \03\UTC 2010

jugueteó con los dedos sobre el vientre táctil, tac, tic, tac, bajó un poco más, hasta pulsar la tecla adecuada, la electricidad de sus dedos chispeó por el aire hasta unas mesas más allá, donde se posó por fin en el terminal de su compañera, ésta le miró con la carcasa sonrojada, releyó el mensaje y contestó con un escueto y apremiante ‘vms’.

microrrelato perdedor de revista eñe, 3ª semana
A %d blogueros les gusta esto: