oxímoron

16 \16\UTC noviembre \16\UTC 2011

Muerto pero mío,  pensó mientras entraba en la sala y se sentaba frente al gran televisor.  Tras unos minutos viendo una sucesión de sombras correr por la pantalla se cortó la imagen y sobrevino un insoportable silencio. Sus colaboradores le sostenían a duras penas la mirada. Por fin, una voz distorsionada repetía con profesional claridad: ‘Geronimo E-K-I-A’. Los gritos de júbilo de militares y políticos inundaros la sala, mientras el Premio Nobel de la Paz sonreía con satisfacción.

Anuncios

la prima juana

2 \02\UTC noviembre \02\UTC 2011

Como tantas veces había hecho de niño, me escondí en el armario de la abuela. El funeral de la prima Juana nos había refrescado muchos recuerdos, muchos secretos que guardar o, más bien, el secreto; los primos y yo llevábamos años temiendo ese día. Escuché al tío Andrés cerrar el portón por fuera y la casa quedó en silencio. Un momento después, un inconfundible aroma a lavanda inundó el armario y, entonces sí, empezó a sonar la misma cantinela que tiempo atrás nos heló la sangre: ‘un, dos, tres, a las tinieblas jugaréis, cuatro, cinco, seis, de Juana no escaparéis’.

pequeña galaxia

21 \21\UTC septiembre \21\UTC 2011

Tú y yo podremos pasear juntos bajo ese cielo estrellado, caminando boca abajo, saltaremos sobre el charco de la vía láctea y jugaremos a la rayuela de estrella en estrella. A la pata coja miraremos hacia arriba para buscar nuestras casas diminutas y dibujaremos continentes fugaces soplando las nubes. Más tarde, cuando ellos duerman, un cometa nos llevará a la cara golfa de la Luna, a las fiestas sinfín que allí dan los selenitas, y estaremos despiertos varios amaneceres, hasta caer rendidos en una playa, y pensaremos que qué gusto olvidarnos de todo esto, que qué alivio renunciar, aunque sea por un instante, a nuestra pobre condición de terrícolas.

retirada

14 \14\UTC septiembre \14\UTC 2011

La noche es una estrella en tu cucharilla, la duda es un adorno en tus anillos, la lluvia es una flecha en tus horquillas, y otras frases cursis y supuestamente profundas podían haberme llevado a ti, cuidadosamente pronunciadas como hechizos en el momento adecuado. En realidad, eso me disponía a hacer el otro día en el office, justo antes de que tirases espantada el café al grito de: ‘¡Coño, me se rompió una uña!’.

un domingo cualquiera

30 \30\UTC junio \30\UTC 2011

—¿Y ahora qué hacemos?
—Seguiremos con el plan, diremos que resucitó.

Este micro quedó finalista del II concurso del blog no me vengas con historias, este año sobre la mentira. Todo un honor porque ha habido mucho nivel, se puden ver los textos ganadores y del resto de los participantes aquí.

inmigrante

22 \22\UTC junio \22\UTC 2011

Cuando empezó la aventura no llegó a imaginar su dureza, abandonó su patria y estuvo días vagando por tierras extrañas, con la sola idea de llegar a su destino. Encontró compañeros de viaje, sucios y polvorientos, que se unieron en el camino. Sin sospecharlo, se embarcaron en una tremenda tempestad; el agua fría, los truenos, los productos químicos, la oscuridad… Todo se magnificaba por la vivencia del miedo en grupo. Finalmente la tormenta cesó y sintieron el agotamiento que deja la tensión. Tras desembarcar, fueron alineados y puestos al sol para ser identificados,  pero no tuvo problemas, el salvoconducto que le había facilitado su ama funcionó a las mil maravillas y al rato se secaba al sol recuperando el color junto a sus compañeros. Horas después, medio adormilado por el traqueteo del transporte, llegaba a su destino: tu tanga descansaba por fin en mi cajón de la ropa interior.

vendaval de micros 2011

Intenté mandarlo al Vendaval 2011, pero algo pasó que no llegó y eso que me pilló bien lejos y tuve que madrugar y todo :), de todas formas enhorabuena a Angeles, Maite, Thanos, depropio y Acuática que se pegaron una buena tupa y a todos los que participaron!

Actualizado: pues mirando la version que envié eran 151 palabras con el título, que no sé si contaba o no, debía ser que sí :(

ciudad jardín

6 \06\UTC junio \06\UTC 2011

La primavera entró ese año rara, podía haber ocurrido como cualquiera de los anteriores, con el olor a polen de los primeros días de Abril o con una canción de Ruibal, pero no, fue al abrir el grifo del lavabo. Sin más, empezaron a brotar todo tipo de flores, primero margaritas, luego amapolas, peonías y cuando trataba de cerrar el grifo manaban delicadas orquídeas. Rápidamente comprobé el resto de los grifos y, cambiando colores y especies, todo era igual. Abrí las ventanas para que saliera la mareante mezcla de perfumes y, al salir al balcón, pude ver como en el resto de los edificios salían por las ventanas cascadas de flores. Los vecinos también asomados compartían la misma estupefacción con sonrisas estúpidas y risitas nerviosas. Aquello fue rápido, al caer la noche una maraña de tallos, pétalos y hojas cubría la ciudad. Unas semanas después el olor de nuestros cuerpos putrefactos era apenas perceptible sobre la fragancia de la nueva ciudad jardín.

la última pincelada

25 \25\UTC mayo \25\UTC 2011

El conocido pintor pensó su última pincelada del día. Miró el mural y tomó un poco de pintura, retiró con mimo el exceso  de pigmento y apoyó el pincel. Ejecutó un gesto circular, firme y constante, y lo aceleró un poco al final, separando en el momento justo la pequeña brocha. Se separó unos metros, emitió un gruñido de aprobación y se fue con sus compañeros. Salió de la cueva y, tomando un pedazo de bisonte, se acomodó junto a ellos para disfrutar de otra noche estrellada junto al fuego.

Este micro fue el que lei en la quedada microrrelatista que hicimos el 15 de mayo la librería Tres Rosas Amarillas,  fue un día estupendo.

creacionistas

4 \04\UTC mayo \04\UTC 2011

Este gordo ocupa mucho lugar.
—¿No hay forma de hacerlo adelgazar?
—Es un dedo gordo, tiene que ser gordo.
—Entonces quitamos otro.
—¿Cómo vamos a dejar cinco?
—O seis normales o cuatro y uno gordo.
—Si con ese puede agarrar la comida nos podemos ahorrar el pico…
—Cierto, y las plumas. Bonito bípedo implume te ha quedado.
—Nada comparado con aquello de tu oso con trompa.
—¿Qué viene ahora?
—Ornitorrinco.
—Pues va a ser ornito-pico, jijiji.

de sirenas

26 \26\UTC abril \26\UTC 2011

Las sirenas son criaturas mucho más comunes de lo que la gente cree, seguramente caen en el error de pensar que sólo habitan en el mar, pero, como seres fantásticos, pueden caminar a su antojo entre nosotros con unas largas piernas en las que convierten su cola a voluntad. Otras cosas, en cambio, permanecen igual, su belleza sigue siendo la misma en tierra firme, cantan diabólicamente bien y, cuando te miran, es como si la marea te arrastrara y tu única oportunidad es encontrar un madero a la deriva antes de naufragar sin remedio en su mirada. Y así van enloqueciendo uno tras otro a cuantos marineros sin barco encuentran en su camino, dejándote sin rumbo y aturdido, siguiendo su estela, hasta que un día despiertas con un gusto salado en la boca y sólo queda de ella un tenue rastro de arena blanca y, junto a la puerta, las zapatillas azules que una vez se puso una sirena al salir del mar.

image

A %d blogueros les gusta esto: