la última pincelada

25 \25\UTC mayo \25\UTC 2011

El conocido pintor pensó su última pincelada del día. Miró el mural y tomó un poco de pintura, retiró con mimo el exceso  de pigmento y apoyó el pincel. Ejecutó un gesto circular, firme y constante, y lo aceleró un poco al final, separando en el momento justo la pequeña brocha. Se separó unos metros, emitió un gruñido de aprobación y se fue con sus compañeros. Salió de la cueva y, tomando un pedazo de bisonte, se acomodó junto a ellos para disfrutar de otra noche estrellada junto al fuego.

Este micro fue el que lei en la quedada microrrelatista que hicimos el 15 de mayo la librería Tres Rosas Amarillas,  fue un día estupendo.

creacionistas

4 \04\UTC mayo \04\UTC 2011

Este gordo ocupa mucho lugar.
—¿No hay forma de hacerlo adelgazar?
—Es un dedo gordo, tiene que ser gordo.
—Entonces quitamos otro.
—¿Cómo vamos a dejar cinco?
—O seis normales o cuatro y uno gordo.
—Si con ese puede agarrar la comida nos podemos ahorrar el pico…
—Cierto, y las plumas. Bonito bípedo implume te ha quedado.
—Nada comparado con aquello de tu oso con trompa.
—¿Qué viene ahora?
—Ornitorrinco.
—Pues va a ser ornito-pico, jijiji.

A %d blogueros les gusta esto: