el caso de la mujer bala

19 \19\UTC enero \19\UTC 2011

Todo el mundo sabía que era una mujer bala, de esas que entran en tu vida a bocajarro y, cuando te quieres dar cuenta, estás tendido en un charco de imágenes, tal vez por eso la invité a cenar cuando resolví su caso; los del seguro hicieron muchas preguntas sobre cómo encontré el cuerpo de su marido, pero acabaron pagando. Se presentó con un vestido negro, a lo Gilda, y tras una botella de vino, su marido había pasado a la historia por segunda vez. Cuando llegamos a su casa, ya ni siquiera quería saber por qué lo hizo, sin pensarlo, me quité el chaleco antibalas y la besé.

 

Anuncios

6 comentarios to “el caso de la mujer bala”

  1. Miguel Says:

    Estupendo relato negro. A mí, personalmente, me gustó, lo que pasa es que el concurso es duro de narices.

    Saludos

  2. manuespada Says:

    Muy bueno, lo del chaleco antibalas me ha encantado.

  3. Miguel Says:

    Santamaría pues si te gusto el Madrid de mi blog, te invito a que visites mi otro blog. En él también hago mis pinitos como microrrelatista, con mayor o menor fortuna.

    Saludos

  4. Torcuato Says:

    Ella era una mujer bala pero él no era tonto del todo.
    Muy bueno. El concurso de la SER es eso, un concurso. A mi me sirve de entrenamiento.
    Te he conocido por el proyecto de Clara Varela.
    Iré viniendo por aquí.
    Un abrazo

  5. Elisa Says:

    Lo del chaleco antibalas es lo que da el punto al relato.
    Y sí que es duro el concurso, sí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: