el hámster

10 \10\UTC febrero \10\UTC 2010

Acelera, son las siete, te quedan entre diez y quince minutos, según el tráfico. Relees la nota y te das cuenta de que olvidas las gafas de bucear, las coges, pero no cabe nada más. Te jode porque las demás no se te adaptan tan bien y entra agua. Terminas de leer y antes del final tú mismo te has vuelto a derrotar. Te quedan diez minutos pelados, corre.

Suenan las llaves y casi te ha dado tiempo a todo, pon cara de rutina.

—Cari, ¿qué hacen las gafas de buceo ahí?

—Las comprobaba, enseguida se nos echará el verano encima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: