las flechas perdidas

20 \20\UTC enero \20\UTC 2010

Además me voy a chivar a mis padres‘, amenacé a la mujer caballo. ‘Eso será si me alcanzas’, cogió mi carcaj púrpura y salió al galope. En seguida me di cuenta de que se dirigía al arcoiris gris mostaza. Herido como estaba, eché a volar y llegué justo a tiempo. Cuando iba a lanzar mis flechas al otro lado, me tiré en picado sobre ella. Siete flechas me atravesaron y caí a plomo justo en la frontera con vuestro mundo. Con su risa humana me arrancó las alas y me tiró  aquí. Ahora soy un mortal más, sin arco ni poder, y no lo sabéis.

los atardeceres de Pablo

20 \20\UTC enero \20\UTC 2010

Además me voy a chivar a mis padres. Devuélvemelas, ¡son mías!’, gritó Pablo, ‘Ni hablar, tú ya te las has tomado, me estás engañando’, le gritó el otro. ‘Cuando venga mi hermano, te va a hacer picadillo’, amenazó Pablo enrojecido ‘¡Tú no tienes hermanos!’, repuso el otro. Pablo ya estaba levantando la mano cuando apareció la cuidadora: ‘¿Qué pasa aquí? ‘Pero los dos se quedaron callados, inmóviles. Ella compuso un poco el pijama azul de Pablo y sus ojos se apagaron, y volvió esa mirada mansa que ella adoraba. ‘Eso es, ya pasó, Pablo’, le tranquilizó pasando con dulzura su mano por los escasos cabellos blancos.

error de belleza

13 \13\UTC enero \13\UTC 2010

‘Lamentarán el error del año pasado’, mascullaba por la casa. Se sentó frente a la penumbra azulada del televisor con el segundo cubo de helado de chocolate y siguió la gala con los ojos llorosos. Por fin la vio, la ganadora de la edición anterior coronaba a la nueva reina. Sin pestañear, bebió del vaso que había preparado y, tras cinco minutos, ocurrió. Con su último aliento, murmuró algo ya ininteligible, luego sonrió. Al día siguiente, su muerte ocupaba toda la sección de sociedad del periódico: ‘Finalista de miss España 2009 es hallada muerta en su domicilio. Llevaba puesta su banda de miss belleza interior’.

‘Lamentarán el error del año pasado’. Se sentó frente a la penumbra azulada del televisor con el segundo cubo de helado de chocolate y siguió la gala con los ojos llorosos, esperando que llegase el veredicto. Por fin la vio, la ganadora de la edición anterior coronaba a la nueva reina. De repente, sintió un fuerte dolor en el pecho. Con su último aliento susurró: ‘lo lamentarán’, y sonrió. Al día siguiente los periódicos la citaban ‘Finalista de miss universo 2009 es hallada muerta en su domicilio. Llevaba puesta la banda de miss cabellos. Pensaba 120kg’.’Lamentarán el error del año pasado’. Se sentó frente a la penumbra azulada del televisor con el segundo cubo de helado de chocolate y siguió la gala con los ojos llorosos, esperando que llegase el veredicto. Por fin la vio, la ganadora de la edición anterior coronaba a la nueva reina. De repente, sintió un fuerte dolor en el pecho. Con su último aliento susurró: ‘lo lamentarán’, y sonrió. Al día siguiente los periódicos la citaban ‘Finalista de miss universo 2009 es hallada muerta en su domicilio. Llevaba puesta la banda de miss cabellos. Pensaba 120kg’.

‘Lamentarán el error del año pasado’. Se sentó frente a la penumbra azulada del televisor con el segundo cubo de helado de chocolate y siguió la gala con los ojos llorosos, esperando que llegase el veredicto. Por fin la vio, la ganadora de la edición anterior coronaba a la nueva reina. De repente, sintió un fuerte dolor en el pecho. Con su último aliento susurró: ‘lo lamentarán’, y sonrió. Al día siguiente los periódicos la citaban ‘Finalista de miss universo 2009 es hallada muerta en su domicilio. Llevaba puesta la banda de miss cabellos. Pensaba 120kg’.’Lamentarán el error del año pasado’. Se sentó frente a la penumbra azulada del televisor con el segundo cubo de helado de chocolate y siguió la gala con los ojos llorosos, esperando que llegase el veredicto. Por fin la vio, la ganadora de la edición anterior coronaba a la nueva reina. De repente, sintió un fuerte dolor en el pecho. Con su último aliento susurró: ‘lo lamentarán’, y sonrió. Al día siguiente los periódicos la citaban ‘Finalista de miss universo 2009 es hallada muerta en su domicilio. Llevaba puesta la banda de miss cabellos. Pensaba 120kg’.

homenaje a eduardo mendoza

6 \06\UTC enero \06\UTC 2010

Me acerco y anoto sus nombres: berenjena, apio, tomates y nueces, el resto ya están identificados, los meto en el carro y un terrícola macho de cabeza apepinada y gorrito blanco me sonríe. Pasillo 3, sección A, me acerco y anoto: comida para félidos, compuesto de: carne de bóvidos, también al carro. Una hembra me ofrece fresas disociadas en moléculas de glucosa, engullo la bandeja por educación, pero no me sonríe. Me dirijo a la salida y un varón con altos niveles de testosterona me detiene. Aunque me salpico, le aplico con éxito el gravitador para dividirlo en dos. Me acerco y anoto: pulmones, bazo, hígado.

gravitador

eluno

6 \06\UTC enero \06\UTC 2010

Me acerco y anoto sus nombres, es una costumbre que no recuerdo haber adquirido. El barro parece más pesado en las botas de los perdedores, no hablan mucho. Me despido discretamente y vuelvo con los míos. Hoy me espera una ovación que agradezco con mi habitual reverencia teatrera. El agua de la ducha empasta las imágenes y sonrío sin poder evitarlo. Casi al terminar, me asalta a traición la idea de que tengo que cerrar ese documento para el lunes, así que vuelvo a cerrar los ojos y recupero otra vez la visión de esa mano que le saqué al nueve.

http://www.cadenaser.com/hoy-por-hoy/Me acerco y anoto sus nombres, es una costumbre que no recuerdo haber adquirido. El barro parece más pesado en las botas de los perdedores, no hablan mucho. Me despido discretamente y vuelvo con los míos. Hoy me espera una ovación que agradezco con mi habitual reverencia teatrera. El agua de la ducha empasta las imágenes y sonrío sin poder evitarlo. Casi al terminar, me asalta a traición la idea de que tengo que cerrar ese documento para el lunes, así que vuelvo a cerrar los ojos y recupero otra vez la visión de esa mano que le saqué al nueve.
A %d blogueros les gusta esto: