mi último damero

19 \19\UTC noviembre \19\UTC 2009

Mientras recojo mi destino del frío suelo de la cocina con un paño que fue blanco, lo enjuago y lo devuelvo al cubo donde se disuelve con ilusiones ya ennegrecidas, repaso momentos de otra textura, más intensos, aunque insustanciales, donde la vida se resolvería a todo color, controlar el desorden para no acabar aquí, esa era la idea. La adolescencia es invencible. El suelo de las cocinas es un damero que recorro como un caballo de ajedrez, extrañamente sé que lo echaré de menos. Mañana me sueltan a la calle, a la misma que me metió aquí, y sólo me alegro porque es lo que se espera que haga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: