destinada

19 \19\UTC noviembre \19\UTC 2009

Mientras recojo mi destino del frío suelo de la cocina vuelvo a lugares de mi vida, como cuando escondí el pudor bajo la cama de la primera vez, o cuando restregué mi orgullo en la soberbia de mi ex-marido en aquella cafetería en la que siempre mojo la tristeza en leche caliente, también cuando mis hijos casi se terminan mi buen humor aquella tarde que el monte se los comió unas horas, o las veces que he invocado a mis amigos para aliñar ensaladas mustias. Todo esto me ronda mientras recojo el papel con el membrete del departamento de oncología y lo dejo donde las cartas, junto a la publicidad.

Anuncios

3 comentarios to “destinada”


  1. […] pero me encantó estar, da una sensación muy buena que te lean, y que te lean tan bien, porque el relato tenía unas frases muy largas y era un poco puñetero, no sé cómo se llama el que lo interpretó, […]

  2. Elisa Says:

    Vuelvo a leer este micro, después de tanto tiempo, y me sigue gustando igual. Esa frase de la “cafetería donde mojo la tristeza en leche caliente” siempre me emociona. Le veo un fallito, la repetición del “recojo”, que se podría solucionar con facilidad.

  3. santamaría Says:

    muchas gracias, Elisa. Pues creo que lo que dices lo llegó a comentar Sagarna en la radio y es cierto, en cuanto tenga un rato debería darle una vuelta. El caso es que muchos días, aunque tenga la idea los escribo el mismo domingo y, claro, al final me pilla el toro…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: