corbata

17 \17\UTC septiembre \17\UTC 2009

Por ejemplo, averiguar quién era la mujer que me estaba anudando la corbata me intrigaba, pero lo que de verdad me traía loco era por qué no me podía mover. Era como en los otros mareos, pero peor, era raro. Menos mal que llegó aquel señor y dijo lo del ataúd. Tardé un poco en entenderlo, pero es que no había otra: estoy muerto. ¡Mira!, han cerrado la tapa, ya me deben llevar para la iglesia. Supongo que me habré muerto de aquello que tenía que hacerme las pruebas el doctor, ¿cómo era? Captaplejia… no, catalejia… tampoco… ¡catalepsia! eso es.

Anuncios

3 comentarios to “corbata”

  1. Acuática Says:

    Hola!
    He publicado tu cuento en mi blog. Estoy recopilando todas las historias que comienzan con la frase : “Por ejemplo, averiguar quién era la mujer que me estaba anudando la corbata”. Espero que no te importe, pero si te molesta, házmelo saber y lo borraré cuanto antes.
    Un saludo :)

  2. Acuática Says:

    ¡Muchas gracias!
    Vaya, el nombre de mi cuento, visto en plan URL, no suena muy bien “Anos perdidos”… ¬¬ jejeje.
    Si te soy sincera tu cuento fue el que más me gustó de todos :)
    Aprovecho para añadirte a mi lista de enlaces, para que mis lectores puedan leer también tus cuentos.
    ¡Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: